Daniel Claros
Madrid, Spain

No tengo nada de especial. Amor por mi trabajo, las finanzas y los mercados. Pasión por el deporte, el triatlón. Y encantado de expresar mis pensamientos y mis inquietudes en un blog diferente, donde se mezclan dos mundos aparentemente distintos, pero que guardan historias comunes de superación, organización, motivación y ganas de pasarlo bien... Tomen asiento y disfruten.

Redes sociales
¡Sígueme en Instagram!
Calidad – Precio
Wiggle - Precios imbatibles en deporte
¡Sígueme fácilmente en Feedly!
follow us in feedly
También colaboro en:
¿Quieres estar al día?

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Protocolo empresarial y etiqueta
Recomendaciones

Protocolo empresarial y etiqueta. 10 consejos para no fallar.

By on 13 Octubre, 2016

El protocolo, y más concretamente, el protocolo y la etiqueta empresarial, siempre me ha parecido más un arte que una ciencia exacta. Aun habiendo patrones establecidos y generalmente aceptados de comportamiento, no hay verdad absoluta.

El protocolo y la etiqueta empresarial son una herramienta  que se está implantando cada día más en las empresas ya que un buen uso de este se refleja en la cuenta de resultados.

Según el tipo de persona con que te reúnas, pueden tener una respuesta diferente a los estímulos, aunque estés haciendo lo correcto.

No obstante, ¿qué es lo correcto? ¿Qué está dentro del protocolo y la etiqueta y qué está fuera?

El trabajar en una gran multinacional una de las cosas que te enseña es a tratar con toda clase de personas y a desenvolverte bajo situaciones totalmente diferentes. Mientras que en algunos entornos la prepotencia es una virtud, en otros la sencillez marca la diferencia.

Sin embargo, hay una serie de “fallos” que, generalmente, suelen dar al traste cualquier intento de actuar correctamente, y que son relativamente sencillos de evitar…

protocolo-empresarial-2

 

10  ERRORES DE PROTOCOLO EMPRESARIAL

  • Falta de puntualidad. El error más generalizado y penalizado. Todo encuentro tiene hora de inicio y finalización. El tiempo es lo más valioso que tenemos, no hagamos que otras personas lo pierdan. Tener a las personas esperando no es otorgarnos más importancia, es una falta de respeto.
  • Teléfonos móviles. Y pongo teléfonos móviles en general, ya sea contestar correos, escribir mensajes, recibir llamadas… mientras estamos reunidos con otras personas. Ni que decir tiene si estamos reunidos con un potencial cliente/proveedor.
  • En los negocios no hay distinción entre sexos. Debemos presentar primero a la persona con mayor cargo de responsabilidad. Así mismo hay que decir siempre, a la hora de presentar, nombre y cargo.
  • Modestia y elegancia ejecutiva como parte de la imagen personal. No pasarse de extravagante, pero tampoco de una dejadez absoluta. Zapatos limpios y correcta limpieza y pulcritud.
  • Recepción en un despacho. Si recibimos alguna visita y tenemos una mesa de por medio, salir de detrás de la mesa para dar la mano y saludar.
  • Presentaciones en público. Siempre que formemos parte de una presentación, debemos conocer y respetar el tiempo asignado para ello. No debemos pasarnos.
  • Dónde sentarse. Ya sea en una comida, o en una reunión, siempre que hayamos sido invitados debemos preguntar dónde nos tenemos que sentar. En caso de que seamos nosotros los que invitamos, debemos indicar a nuestro interlocutor donde se debe sentar. Con un simple “por favor” será suficiente.
  • Fotos protocolarias. Si vamos con americana, debemos abrocharnos algún botón de la chaqueta, signo de respeto y elegancia.
  • Cordialidad en todo momento. Las tres palabras mágicas son hola, por favor y gracias. Suena fácil, pero muchas veces nos damos cuenta que las cosas más sencillas son las que menos hacemos.
  • Lenguaje y ortografía. El lenguaje es importantísimo, tanto el verbal como el no verbal. Las comunicaciones escritas deben ser apropiadas y no cometer errores. Hay que ser fluido y claro en nuestra comunicación. Tenemos que saber escuchar y hablar a partes iguales.

Todos estos puntos los considero (y se consideran) básicos de cara a mantener un correcto protocolo empresarial.  Hay veces que, por las situaciones particulares de cada uno o según el contexto, no sabemos muy bien cómo debemos actuar. Yo siempre tengo una máxima: donde fueres, haz lo que vieres.

Si estás de acuerdo, compártelo. Si quieres añadir o destacar, comenta 😉 

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT