Daniel Claros
Madrid, Spain

No tengo nada de especial. Amor por mi trabajo, las finanzas y los mercados. Pasión por el deporte, el triatlón. Y encantado de expresar mis pensamientos y mis inquietudes en un blog diferente, donde se mezclan dos mundos aparentemente distintos, pero que guardan historias comunes de superación, organización, motivación y ganas de pasarlo bien... Tomen asiento y disfruten.

Redes sociales
¡Sígueme fácilmente en Feedly!
follow us in feedly
También colaboro en:
¿Quieres estar al día?

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Mensaje

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad
    big four
    Economía Recomendaciones

    Trabajar en una Big Four. Mi experiencia.

    By on 16 febrero, 2022

    Abril 2021, fecha en la que publiqué mi última entrada en el blog. Entre esa fecha y el día de hoy, mi vida ha dado un giro de 360 grados, y es que, cuando más acomodados estamos y menos contemplamos giro alguno en el curso de los acontecimientos, es cuestión de minutos (o segundos) que tu vida cambie, sin previo aviso, y nada vuelva a ser jamás como era antes.

    De entre los diversos “cambios” a nivel personal que he tenido en estos últimos meses, quería aprovechar esta publicación para hablar sobre uno de ellos. Es un tema del que, durante mucho tiempo, había estado pensando en publicar una entrada, y ahora, con cierta perspectiva, me apetecía retomar.

    Y es que, hace poco más de seis meses decidí poner punto final a la etapa profesional más intensa que he vivido hasta ahora, para comenzar otra, sin duda, más apasionante si cabe.

    Porque trabajar en una Big Four da para mucho, sobre todo en 8 años y medio, voy a tratar de compartir con vosotr@s cómo es trabajar en una Big Four, o, siendo más concreto, cómo ha sido, BAJO MI EXPERIENCIA PERSONAL, trabajar en una Big Four.

    Quiero recalcar la frase subrayada justo hace un momento. Como todo en la vida, cada uno tiene unas vivencias, una perspectiva, una experiencia y unas conclusiones que, casi con toda seguridad, serán distintas a las mías, y tod@s tendremos razón, pues será nuestra propia experiencia personal. Es lo bonito de la vida.

    Como decía, hablo, siempre, desde la experiencia personal que me ha dado trabajar, durante todos estos años, en una Firma de Servicios Profesionales como la que he trabajado. (Dejo enlace en Linkedin para los curiosos, pinchando aquí).

    Así pues, voy a intentar explicar, de una manera lo más sintetizada posible, todos aquellos aspectos que creo que pueden marcar la diferencia, o, dicho de otra manera, que una firma de Servicios Profesionales como la que he trabajado puede aportarnos, no sólo en un aspecto puramente profesional, sino también en un aspecto de crecimiento personal:

    Oportunidades

    El punto de partida, el punto que considero que podría englobar los matices que próximamente iré desgranando, es el de oportunidades. Todo depende de la actitud con la que vayamos, y las ganas que tengamos de coger los trenes que se nos presenten por la puerta. Dirección de equipos, proyectos internacionales, habilidades sociales, vivencias… Sin duda, una Firma de estas características pone a nuestra disposición una cantidad de recursos que, bien utilizados, nos puede aportar un crecimiento brutal, una formación difícil de obtener en otros sitios, y que marcará (o podrá marcar) nuestro futuro profesional de una manera determinante.

    Contactos

    Debemos tener en cuenta el hecho de que, al igual que ocurre en la Universidad, comenzar a trabajar en una Big Four muchas veces implica iniciar tu trayectoria profesional junto con otras 60 personas iguales que tú, con las mismas inquietudes, los mismos miedos, y las mismas ganas (de todo) que tú. Eso une. Estoy convencido que de aquí sacarás una buena cantidad de contactos de calidad, y, mejor aún, un puñado de amigos que lo serán de por vida.

    Por otro lado, trabajar en una Big Four te permite trabajar en muchos proyectos diferentes. Trabajar en proyectos diferentes, te permite trabajar en equipos diferentes, con perfiles personales totalmente dispares. Eso enriquece mucho nuestro aprendizaje.

    Así mismo, es muy probable que vayas a trabajar para una gran diversidad de clientes, donde tendrás como interlocutores miembros de la alta y media Dirección, de los cuales, si lo trabajas de una manera natural e inteligente, podrás mantener un contacto de calidad para toda la vida.

    Pocas empresas permiten un inicio en nuestro desarrollo profesional tan enriquecedor y a la vez tan desafiante como puede ser el comenzar en una Big Four.

    Resolución de problemas

    Como en casi todos los puestos de trabajo, y más en aquellos en los que tienes cierta responsabilidad, siempre va a haber problemas a resolver, a veces demasiados. Y esa resolución de problemas requiere toma de decisiones, que, la gran mayoría de las veces, es lo que diferencia a un buen profesional de uno excelente. Si a esta resolución de problemas le sumamos la presión del tiempo, deadlines ajustados, y simultaneidad de proyectos, entonces nos podremos hacer una idea de las habilidades que vamos a poder desarrollar durante el tiempo que estemos vinculados a un trabajo de estas características.

    Gestión de equipos

    Si hay un aspecto diferencial que considero importante destacar es el hecho de que trabajar en una Big Four va inexorablemente unido a la gestión de equipos. Prácticamente desde el primer año tendremos gente a nuestro cargo. Aprenderemos a gestionar personas, inquietudes, ambiciones, preocupaciones, sentimientos… No es nada fácil gestionar un equipo de personas, probablemente sea de las cosas más complejas. Por eso hay estudios que dicen que el principal motivo para cambiar de trabajo es nuestro jefe. Sin embargo, la gestión de equipos es una de las capacidades que mejor podremos poner en práctica y desarrollar. Personalmente, pienso que la gestión de equipos es una de las áreas que más desarrollo, personal y profesional, puede generarnos. Será que las empresas son personas, y la gestión de equipos es la clave, es el valor diferencial de un buen líder.

    “Los grandes logros de cualquier persona generalmente dependen de muchas manos, corazones y mentes”. Walter Elias Disney.

    Proyectos internacionales

    Vivimos en mundo globalizado. Pero ¿qué es la globalización? Os lo contaba en una entrada que escribí hace muchos años, os dejo el link para que podáis leerla, pinchando aquí. Trabajar en una multinacional permite, entre otras cosas, tener una experiencia multinacional. He tenido la suerte de disfrutar de proyectos durante meses, en Alemania, Reino Unido… Ya no sólo por la experiencia profesional, que también, pero el crecimiento personal que ofrecen estos proyectos, conocer compañeros de otras oficinas, de otras culturas… Es una vivencia personal que se nos queda dentro, y nos hace más abiertos, más sanos, más colaborativos… No podemos dejar de aprovechar estas pequeñas oportunidades que se van presentando.

    Luego también, por supuesto, tenemos la experiencia internacional en los diferentes eventos que suelen organizar estas Firmas (antes del maldito COVID), para celebrar promociones. Holanda, UK, incluso Guadalajara o El Escorial… el sitio es lo de menos. Como os imaginaréis, un crisol de culturas unidos por una buena causa. Y no precisamente la de aprender conocimientos técnicos profesionales….😊

    Gestión de métricas económicas

    Conceptos como rentabilidad, recursos, etc., son términos que, igual en nuestros primeros años de vida profesional, no somos muy conscientes de lo importantes que son (en el fondo, son los pilares en los que se sustenta cualquier negocio). En una firma que trabaja por proyectos, aprenderemos cómo de importante son palabras como productividad, eficiencia y rentabilidad. Aprenderemos a gestionar, aunando expectativas del cliente, de los socios, y de nuestros compañeros, siempre bajo el prisma de ser rentables. Llegará un momento (pasados unos años en la Firma), en el que podremos decidir cuanta gente necesitamos en los equipos, para sacar el trabajo, de la mejor forma posible (y más cómoda), siendo rentables. Recordar siempre, la balanza entre rentabilidad y felicidad es fundamental, y nuestros equipos lo agradecerán 😉

    “La experiencia no la puedes comprar con dinero”

    Visibilidad

    Que puedo decir. El Blog que estáis leyendo, y en el cual llevo trabajando desde hace más de 6 años, es la herramienta que me ha permitido “darme a conocer”, en muchos sentidos. Decía antes que una empresa de este tipo ofrece muchas oportunidades, no sólo a nivel profesional, si no a nivel vivencial. Y si encima tienes la suerte de que alguien en la Firma te conoce por el Blog, que lo sigue, y que te presenta la oportunidad de darlo a conocer, de contar tu experiencia, de contar por qué es tan importante tener hobbys… ¿qué más se puede pedir? Porque es así, gracias al blog y a EY, he podido vivir algunas de las experiencias más enriquecedoras de toda mi vida profesional.

    Por ejemplo, el día que tuve que dar una conferencia delante de más de 300 personas, como si de Emilio Duró o Victor Küppers se tratara, sobre cómo superar los miedos, sobre cómo hacer lo que te gusta, disfrutar de tu hobby…. Y de lo que pueda venir. Esa conferencia me enseñó que se puede hablar delante de cientos de personas, y disfrutar. De hecho, escribí una entrada sobre el miedo a hablar en público, podéis leerla pinchando aquí.

    También tuve la maravillosa oportunidad de participar en un gran proyecto, como fue la película de EY, que mostró al público cómo fue la gestión en esos primeros días de Coronavirus, cómo EY fue la primera empresa en España en enviar a todos sus empleados a casa, y cómo se gestionaron muchos meses de incertidumbre, de miedo, pero también de ilusión y oportunidades. Os comparto también la entrada donde podéis echar un ojo a la peli, pinchando aquí.

    Conocimientos técnicos

    Obviamente, una firma de estas características vende know how. Trabajar con los mejores especialistas en los diferentes campos del mundo económico – financiero te permite aprender. Hay que ir con actitud de esponja, no ser el más listo de la clase, y aprender de todo y de todos. Así mismo, es indudable el esfuerzo y los recursos invertidos por estas Firmas en formación, no sólo de aspectos técnicos, sino formación en habilidades, liderazgo, soft skills…Habilidades todas ellas fundamentales para nuestra trayectoria profesional.

    Como decía, ocho años y medio dan para mucho. Obviamente también hay momentos complicados. Mucha es la fama que arrastran estas firmas, noticias en prensa, experiencias… Como decía al principio de esta entrada, experiencias las hay a miles, como miles de personas hemos pasado por una Firma como esta. Simplemente quiero exponer lo que considero puntos objetivos, que diferencian, sin lugar a duda, una Firma de Servicios Profesionales, y las oportunidades que pueden brindar, si se saben aprovechar adecuadamente.

    Si algo he aprendido en ocho años y medio es que nadie es indispensable, y que lo que no inviertas tú mismo en tu desarrollo y crecimiento, nadie lo va a hacer por ti. También he aprendido que hay tiempo para todo. Aquí se aprende a gestionar el tiempo y a priorizar. Esa es la verdadera clave de la felicidad, en el trabajo, y en la vida misma.

    Espero vuestros comentarios, os leo. ¡Salud para tod@s!

    TAGS
    RELATED POSTS

    LEAVE A COMMENT

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad